Imagen de la instalación de una caldera y aparatos a presión en las instalaciones de una fábrica

¿Qué requisitos técnicos y legales debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión?

Imagen de la instalación de una caldera y aparatos a presión en las instalaciones de una fábrica
Imagen de la instalación de una caldera y aparatos a presión en las instalaciones de una fábrica

Las calderas y los aparatos a presión son equipos que se utilizan para generar vapor, agua caliente o aire comprimido, entre otras aplicaciones. Estos equipos pueden ser muy útiles para diferentes sectores industriales o comerciales, pero también requieren de una instalación y un mantenimiento adecuados, ya que pueden suponer un riesgo para la seguridad de las personas y el medio ambiente.

Por eso, si quieres instalar una caldera o un aparato a presión en tu negocio, debes cumplir con una serie de requisitos técnicos y legales que garanticen el correcto funcionamiento y la prevención de accidentes. En este artículo te explicamos qué requisitos son y cómo puedes tramitarlos.

¿Qué requisitos técnicos debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión?

Los requisitos técnicos que debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión dependen del tipo y la categoría del equipo, según su capacidad, su presión y su temperatura. Según estos criterios, se pueden clasificar en:

  • Equipos a presión: son los que contienen un fluido sometido a una presión superior a la atmosférica. Por ejemplo, los compresores, los recipientes o los intercambiadores de calor. Estos equipos se rigen por el Reglamento de Equipos a Presión (RD 2060/2008) y se dividen en cuatro categorías: I, II, III y IV, siendo la IV la más exigente.
  • Calderas industriales: son las que producen vapor o agua sobrecalentada a partir de la combustión de un combustible. Por ejemplo, las calderas de vapor o las calderas pirotubulares. Estas calderas se rigen por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RD 1027/2007) y se dividen en dos tipos: A y B, siendo la A la más exigente.
  • Calderas de calefacción: son las que producen agua caliente para uso doméstico o comercial. Por ejemplo, las calderas de gas o las calderas de biomasa. Estas calderas se rigen por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RD 1027/2007) y se dividen en dos tipos: C1 y C2, siendo la C2 la más exigente.

Los requisitos técnicos que debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión son los siguientes:

  • Disponer de espacio suficiente: debes contar con un local o una sala adecuada para alojar el equipo, con las dimensiones, la ventilación y el aislamiento necesarios. El espacio debe estar cerca de un punto de acceso a la red eléctrica, al suministro de combustible y al sistema de evacuación de humos.
  • Realizar un estudio previo: debes analizar la potencia necesaria y el rendimiento esperado del equipo, así como el tipo y tamaño de equipo que más te conviene. También debes tener en cuenta los costes de instalación, mantenimiento y consumo energético, así como las posibles ayudas o subvenciones disponibles.
  • Contratar a un profesional cualificado: debes contar con una empresa o un instalador autorizado que se encargue de diseñar, ejecutar y legalizar la instalación, siguiendo las normas de seguridad y calidad vigentes. El profesional debe estar habilitado para el tipo y la categoría del equipo que vas a instalar.
  • Obtener el certificado de conformidad: debes obtener el certificado que acredita que el equipo cumple con las especificaciones técnicas y los requisitos esenciales de seguridad establecidos por la normativa aplicable. Este certificado lo emite el fabricante o el organismo notificado correspondiente.

¿Qué requisitos legales debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión?

Los requisitos legales que debes cumplir para instalar una caldera o un aparato a presión son los siguientes:

  • Solicitar los permisos necesarios: debes obtener la autorización del ayuntamiento, de la comunidad de propietarios y de la compañía suministradora para realizar la instalación. También debes inscribir la instalación en el registro industrial de la comunidad autónoma correspondiente y comunicarla al órgano competente en materia de industria y energía.
  • Contratar un seguro de responsabilidad civil: debes contratar un seguro que cubra los posibles daños o perjuicios que puedan causar el equipo o la instalación a terceros, tanto por su funcionamiento como por su avería o rotura. El importe mínimo del seguro varía según el tipo y la categoría del equipo, pero suele oscilar entre 300.000 y 600.000 euros.
  • Realizar las revisiones periódicas: debes realizar las revisiones e inspecciones periódicas que establece la normativa para garantizar el correcto funcionamiento y la seguridad del equipo y la instalación. Estas revisiones las debe realizar una empresa o un profesional autorizado y deben quedar registradas en el libro de mantenimiento.

¿Necesitas ayuda para instalar una caldera o un aparato a presión?

Como has visto, instalar una caldera o un aparato a presión puede ser un proceso complejo y delicado, que requiere tiempo y dinero. Si quieres ahorrarte problemas y asegurarte de que todo se hace correctamente, lo mejor es que cuentes con la ayuda de un profesional.

En Juan Andrés Ingeniería somos expertos en instalar calderas y aparatos a presión para todo tipo de negocios. Te ofrecemos un servicio integral y personalizado, que incluye el asesoramiento, el diseño, la ejecución y la legalización de tu proyecto. Visita nuestra página web y solicita tu presupuesto sin compromiso. ¡Te ayudamos a mejorar tu negocio!